lunes, 2 de marzo de 2015

Cuando lo urgente no deja paso a lo importante

No es fácil reconocer que tenemos un problema. La mayoría de las ocasiones rechazamos la crítica, tanto interna como externa, antes de expresar que necesitamos ayuda. Ello nos provoca gran frustración y lo externalizamos con conductas en ocasiones destructivas hacia nosotros y hacia las personas que nos rodean.

Nadie nos enseño a evaluarnos y a enfrentarnos a nuestros defectos. O bien, los tenemos muy presentes y desvalorizamos nuestras virtudes o bien, los obviamos e intentamos vivir como si nosotros no tuviéramos problemas.

El primer paso para encontrar la estabilidad es pedir ayuda cuando no nos estamos encontrando bien. A veces la ayuda que necesitamos es de un amigo, un familiar o alguien cercano, otras, necesitamos la ayuda de un profesional que nos oriente y nos una perspectiva diferente por la que poder mirar.

Vivimos en una sociedad que necesita adaptación continua a sus necesidades, un esfuerzo más psicológico que físico y en ocasiones el estrés, la infelicidad y la falta de herramientas emocionales nos hacen bloquearnos hasta llegar a la depresión o la ansiedad. Por tanto es importante saber donde están nuestros límites, observarnos y saber cuando empezamos a tener problemas que por nosotros mismos no podemos solucionar.


Por tanto, obsérvate, reconócete y cuídate. No es fácil y en muchas ocasiones lo urgente no deja paso a lo importante. Pero es de vital importancia saber donde estás equivocándote.

Siempre he sido partidaria de los buenos consejeros, de las personas que hay a tu alrededor que no te dicen lo que quieres escuchar sino te dicen lo que justamente necesitas para mejorar. Nútrete de ellos y hazles caso, seguro que tienen interés por verte más feliz. Y sin duda visita a un profesional cuando lo requieras. Después de 10 años trabajando con pacientes sin duda puedo afirmar que la terapia es una de las cosas que mejor puede hacer una persona para su bienestar personal.


Recuerda, que lo urgente no vaya por delante de lo importante. Porque si siempre actúas así puede que la vida al final te vaya dando problemas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada